Análisis de The Astonishing.

 

dream-theater-artwork

Hola queridos Dreamers. Hoy queremos compartir con ustedes un análisis que realizamos al nuevo álbum de Dream Theater, The Astonishing. Este álbum se lanzará el 29 de Enero a nivel mundial.
Tenemos la gran fortuna junto con nuestros amigos de Dream Theater Latinoamerica , de tener una copia física del mismo.

Empezaremos:

Vamos a empezar analizando cada una de las canciones, para luego dar nuestra conclusión final de los actos:

Acto I.

  1.  Descent of the NOMACS
  2.  Dystopian Overture
  3.  The Gift of Music
  4.  The Answer
  5.  A Better Life
  6.  Lord Nafaryus
  7.  A Savior in the Square
  8.  When Your Time Has Come
  9.  Act of Faythe
  10.  Three Days
  11.  The Hovering Sojourn
  12.  Brother, Can You Hear Me?
  13.  A Life Left Behind
  14.  Ravenskill
  15.  Chosen
  16.  A Tempting Offer
  17.  Digital Discord
  18.  The X Aspect
  19.  A New Beginning
  20.  The Road to Revolution

 

El álbum comienza con Descent of the Nomacs, con sonidos atípicos, al parecer provenientes de estas máquinas extrañas que en el futuro distópico amenazan y vigilan a la humanidad. Se escuchan como si realmente estuviesen descendiendo, vigilando al pueblo. Dystopian Overture, es el segundo tema, y es realmente el mejor intro en mucho tiempo que hemos podido escuchar. Tiene un gran contenido progresivo, pero a su vez, mezcla coros, armonías y un hermoso solo. Podemos decir que es la introducción en sí al álbum. The Gift of Music es el tercer tema, que ya conocemos todos. Sobra decir que es una hermosa canción, pero si la juntamos con el álbum en sí, ya adquiere un valor conceptual completo. La idea siempre es escuchar el álbum completo, nunca por separado, porque de lo contrario perdería el valor que le estamos dando. Sigue con The Answer, una hermosa balada muy al estilo de la banda, que abre con unos arpegios muy bien elaborados en guitarra y piano acompañados por un fondo de cuerdas. A Better Life le sigue, empieza con el sonido de pies marchando, y una voz de fondo. Recuerda mucho a The Wall, pero sigue manteniendo el ambiente de la canción anterior, la narración comienza a tener más matices. La voz de LaBrie se complementa con cada personaje. Lord Nafaryus es la parte novedosa del álbum. El sonido se puede clasificar como un “Tango progresivo” ya que evoca a este ritmo sudamericano. Pero, además tiene un aire verdaderamente retro muy interesante que mezclada con las guitarras, la hacen una canción verdaderamente interesante. Sigue A Savior in the Square. Acá verdaderamente es cuando se siente que la banda regresó a su sonido típico. El intro acústico es muy similar a the Count of Tuscany, además del solo inicial. Estamos seguros que esto es lo realmente interesante en el álbum: el sonido “Dream Theater” que evoca a épocas pasadas que muchos fanáticos habían estado exigiendo desde el álbum anterior. La canción se vuelve más épica al escuchar trompetas, espadas, sonidos de una batalla futurista. Sigue When your Time has Come, con un hermoso intro en piano, y sintetizador que recuerda mucho a Images And Words. La canción aún mantiene esa esencia de la banda. La batería que no hemos mencionado, se ha destacado muy bien. Act of Faythe empieza con una parte instrumental de cuerdas muy bien estructuradas, dirigidas por David Campbell, luego abre la canción el piano de Rudess. La canción se torna oscura al final, e incluye un coro solitas de una mujer acompañado del piano. Sigue Three Days, que para nosotros puede ser una referencia clara a Jesus Christ Superstar, sobretodo la canción Pilate’s Dream. La narración que LaBrie hace, es espectacular. Por lo demás, recuerda mucho al sonido de Strange Deja Vu. En un momento, la canción evoca la época de los años 20 con un clarinete. The Hovering Sojourn hace referencia directa a los Nomacs, un sonido muy tecnológico. Brother, Can you hear me? Es el siguiente tema. Inicia con sonidos referentes a tropas preparándose o batallando en una guerra, con un sonido siguiente a una marcha, al parecer referente al Gran Imperio del Norte. Es como un himno, un épico himno motivando a las tropas. A Life left Behind, es realmente muy al estilo de Dream Theater. El intro en guitarra recuerda mucho a The Night comes down de Queen. Pero si uno sigue escuchando, la canción se siente bastante proggy. Acá podemos decir que la canción también suena mucho a The Best of Times. El estribillo es pegajoso, la rítmica también lo es. Ravenskill sigue con ese aire misterioso del álbum y la temática del mismo, con un intro de piano acompañado por un grupo de cuerdas y los vocales de LaBrie. Después entra la banda completa, con un aire que evoca una lucha. La siguiente canción es Chosen, una balada muy al estilo the Spirit Carries On. Empieza muy suave, pero va avanzando y con un solo excelente casi a la mitad. A Tempting Offer es la siguiente canción, con un intro poco usual pero bastante progresivo. En este punto se siente la tensión del álbum y la historia. Se siente el sonido heavy usual de la banda en esta canción. La siguiente canción es Digital Discord, hace referencia a los Nomacs, de nuevo el sonido artificial que representa a estos robots que circundan los cielos del Gran Imperio del Norte. Seguimos con The X Aspect, una hermosa canción, consideramos que es de las que sobresalen del disco 1. Empieza con un bonito intro en piano para después entrar la parte de cuerdas y coros. Después entra la guitarra, y los vocales. Recuerda mucho a the Silent Man y One Last Time. Pero también en esta parte es cuando nos damos cuenta que Petrucci se vio influenciado por los musicales de Disney. El final es interesante, pues se escucha uno de los instrumentos poco ortodoxos de los que hacía referencia Petrucci en la entrevista a Rolling Stone: Una gaita escocesa. A New Beginning sigue, el intro es muy familiar ya que suena mucho a A Change of Seaons, pero también a These Wallls. Se vuelve a sentir la esencia progresiva de la banda: suenan pesado, pero con muchos elementos característicos de Dream Theater, entre otros, complejos arpegios, la parte instrumental, los teclados, el bajo y la batería. Acá también se hace sentir la parte instrumental extraña en el álbum: parece que regresaran al pasado, porque evocan la etapa Barroca europea con un clavicordio y unas trompetas. Es de las canciones mas largas del disco, con 7 minutos, y por tanto con varias fases, muy al estilo de octavarium, porque de una parte suave, llegan a una pesada, y luego la parte suave, para retomar de nuevo la parte pesada y progresiva de la canción. Destaca también el solo de teclado que hace Rudess, pero sobretodo el gran unísono solo que interpretan tanto Petrucci como Jordan. Finaliza con un solo de John Petrucci que va hasta el final de la canción que termina en fade out. El disco 1 finaliza con The Road of Evolution, una mezcla perfecta de Rock con un grupo de cuerdas y coros que es con lo que empieza. La siguiente parte de la canción hace en algunos casos, referencias a grupos como Alice in Chains, Radiohead e incluso a REM, por la forma como suena la guitarra. La parte vocal es excelente. Se siente que en este punto, se cierra un ciclo en la historia, y se deja al espectador a un modo de “continuará”.

Del acto 1 podemos concluir que, es realmente impresionante. Como lo hemos mencionado durante el análisis de este primer acto, se siente que la banda regresó al sonido que los caracteriza durante su carrera musical. Sentimos que se han reivindicado con los fanáticos que se habían alejado tras el álbum homónimo del 2013. Hay muchas cosas por destacar, entre otras las partes melódicas, las guitarras, pero sobretodo la parte instrumental, la incursión de Rudess en todo el Acto I es perfecta, no hay excesos, existe una coherencia. David Campbell hizo un trabajo excelente, sus aportes en las partes de cuerdas fueron sobresalientes. Cabe mencionar también la notable participación de Mike Mangini que para nosotros, se lució con las interpretaciones de batería. Se complementa muy bien, no acude a excesos ni tampoco sentimos demasiados tecnicismos. John Myung hace un trabajo genial también, aunque lo sentimos un poco ausente en cuanto a aportes. Pero en general, este acto es por mucho, lo mejor que Dream Theater ha hecho durante los últimos años.

aa86522199179.55a405baa33c5

 

Acto II.

  1.  2285 Entr’acte
  2.  Moment of Betrayal
  3.  Heaven’s Cove
  4.  Begin Again
  5.  The Path That Divides
  6.  Machine Chatter
  7.  The Walking Shadow
  8.  My Last Farewell
  9.  Losing Faythe
  10.  Whispers on the Wind
  11.  Hymn of a Thousand Voices
  12.  Our New World
  13.  Power Down
  14.  Astonishing

El acto II empieza con 2285 Entr’acte. El comienzo de este instrumental se asemeja mucho a Illumination Theory, pero también al Overture de Six Degrees of Inner Turbulence, mantiene una estructura muy similar a este último álbum. Es el resumen general del Acto II. La banda en esta canción mantiene esa parte clásica que la caracteriza, pero también conserva esa parte renovada. Moment of Betrayal ya la habíamos escuchado en el programa de Eddie Trunk hace una semana. Esta canción recuerda mucho a lo que la banda hizo en el trabajo pasado, muy al estilo de Surrender to Reason, pero también similar a The Enemy inside. Coros impecables, el riff es destacable, pero para nosotros no significa que sea la mejor canción del acto II. Debes escucharla para entender el concepto del álbum, pero realmente nos parece algo aburrida, salvo los aportes de John Petrucci en la guitarra y la parte de cuerdas del fondo. Sigue Heaven’s Cove, con un intro muy similar a Outcry, e incluso a Bridges in the Sky. Los coros de fondo le dan un ambiente excelente, pero más que todo la guitarra de 12 cuerdas suena muy bien en la parte inicial de la canción. Destaca un solo interesante realizado en Moog por Jordan Rudess que recuerda mucho los juegos de rol y las ambientaciones. Tiene un cambio de ritmo dramático pero interesante. El final con una interpretación excelente de piano de Rudess. Begin Again, es de las mejores baladas del álbum. El solo de guitarra es muy bonito, precede un inicio excelente con LaBrie cantando. La guitarra acústica le da un ambiente melancólico, y a la vez romántico. Una hermosa canción, muy similar a los famosos musicales de Disney, pero con el factor que realmente llama la atención. Sigue The Path that Divides tiene algunos fragmentos de Nomacs, pero también con un conjunto de cuerdas. En sí, es una canción oscura. Recuerda un poco a Octavarium, pero con una atmósfera muy futurista. En la parte vocal, en una parte también recuerda mucho a This Dying Soul. Sigue Machine Chatter, tema que hace referencia a los Nomacs. Después continuamos con the Walking Shadow, el inicio recuerda mucho a A Change of Seaons, la parte vocal de LaBrie es impresionante. Realmente se asemeja mucho a Octavarium. El sonido de la canción recuerda mucho a lo que hicieron en A Dramatic Turn of Events, pero sin dejar de lado lo progresivo. Acá se siente más el bajo de John Myung, a lo que precede a un asesinato, y luego un grito inesperado. Continúa conectada, My Last Farewell, una balada triste al principio acompañada de piano, un cuarteto de cuerdas y coros de fondo, cantada muy bien por LaBrie interpretando a Faythe. De nuevo se siente como si estuviesen interpretando Illumination Theory en algunos pasajes. Rudess se destaca por el solo. La siguiente canción es Losing Faythe, que comienza con unos sollozos de al parecer sus padres, luego una balada triste acompañada con guitarra acústica. Esta balada es realmente muy bonita, recuerda mucho the Best of Times, pero también otras baladas como Hollow Years. El solo central es realmente impresionante, lento y sencillo. La batería nuevamente se siente acoplada a la canción. Sigue Whispers on the Wind, que empieza del mismo modo que la anterior canción, muy suave y con el acompañamiento de cuerdas. Sigue Hymn of A Thousand Voices, que comienza con un piano y un violín, para después acompañar con guitarra acústica y un bass drum. Se escuchan unas palmas, que completan el inicio de la canción. Se siente que esta canción será interesante en vivo, tiene un estribillo genial, además del ritmo pegajoso. El violín que acompaña la canción en un punto suena como si fuese country progresivo. Los coros del final son impresionantes, realmente se siente como todo un gran musical. Seguimos con Our New World, que el inicio con el riff de la guitarra nos recordó a About to Crash (reprise). Nos sorprende mucho nuevamente como Mangini se fue acoplando a las canciones, y en este no es la excepción. No hay excesos, suena simple, pero excelente. Excelente canción con un solo de guitarra sencillo. Se siente como una canción optimista y llena de energía. El coro es sencillo y apostamos que la gente lo cantará completo en concierto. Sigue Power Down un track con sonido a Nomacs, realmente molesto. En este sentido, la banda logró transmitir el fastidio a estos aparatos voladores. Finalizamos con Astonishing, el tema que cierra el álbum. Un tema épico, con un inicio sencillo. Esperábamos tal vez algo similar a Illumination Theory, Breaking All Illusions e incluso hasta Octavarium o The Count of Tuscany para cerrar el álbum. Sin embargo, y a pesar de la sencillez del tema con sus cuerdas de fondo, una batería impecable, en ocasiones excesiva, el tema es realmente interesante. De nuevo relucen los vocales de James LaBrie. La guitarra acústica es brillante, excelente, tiene aires a la parte final de The Count of Tuscany, pero también a Beneath the Surface. De nuevo Jordan se destaca por su parte de piano. Ni que hablar con Mangini que en un momento interpreta un redoble similar a los que sonaban en las guerras de Secesión en Estados Unidos, acompañado de una flauta dulce. Un tema digno de cerrar un álbum excelente a nuestro gusto.

Del acto acto II podemos concluir que es un poco más hacia el estilo que la banda estuvo realizando en sus dos últimos álbumes, hablamos del A Dramatic Turn of Events, y el Dream Theater (homónimo). En todo caso, no dejan de lado su aporte progresivo clásico en este segundo disco. Se destaca mucho el uso de instrumentos poco tradicionales. También los coros, así como la caracterización de los personajes. De nuevo tenemos que mencionar varias cosas en este acto. Mike Mangini se destacó muy bien en el Acto 2, a pesar de tener en algunas partes o canciones, ciertos desfaces rítmicos, no podemos criticarlo negativamente en el resto del álbum. Acudió a la sencillez, evitó excesos y demostró que puede aportar a la banda de forma impecable. John Myung tuvo una participación más notable en este acto que en el primero, aunque aún se sigue notando la carencia de su virtuosidad. El segundo acto a nuestro parecer, es un poco menos notable que el primero, pero guarda en esencia ese sonido “Dream Theater” que muchos estábamos esperando de nuevo de la banda.

Nuestra conclusión final del álbum es que realmente nos sorprendió. Si, así como el título mismo del álbum, este álbum nos dejó sorprendidos de forma positiva. Realmente, esperábamos muy poco respecto al nuevo trabajo de la banda, debido a la poca recepción de su antecesor. Así como muchos de ustedes, no teníamos muchas expectativas y fuimos prudentes al hacer algún juicio sin antes escucharlo varias veces y juzgarlo. The Astonishing cumplió en todo sentido.

Si de calificación se trata, no dudamos en darle al álbum un merecido 10 / 10 porque la verdad, nos encantó. La temática es extensa, pero interesante y no deja de tener ese lado progresivo que la banda por muchos años mantuvo. Sobra mencionar nuevamente que en algunas canciones sonaron al estilo Disney o Jesus Christ Superstar e incluso a The Wall, pero precisamente esa era la idea de John Petrucci al realizar este álbum, un merecido tributo a todas aquellas Operas Rock que han salido a lo largo del tiempo. Tal vez lo que podemos mencionar es la cantidad de temas, que consideramos extensiva y hubiéramos estado más de acuerdo con un álbum al estilo Six Degrees of Inner Turbulence, pero por lo demás, es para nosotros uno de los mejores álbumes de la banda.

Valió la pena la espera y merece que, cuando tengas la oportunidad, lo escuches completo, detallando cada una de las canciones. Te recomendamos te des un tiempo con este nuevo trabajo, y lo escuches las veces que consideres necesario; analízalo y disfrútalo. Después nos comentas tus opiniones sobre The Astonishing.

7855642184659.559b97cdab1da

Anuncios

5 pensamientos en “Análisis de The Astonishing.

  1. Empece a escuchar Dream hace mas de 15 años, siendo mi banda favorita desde entonces y nunca me imagine decir “este album me decepciono”. Es verdad que la banda brilla por momentos, pero despues de escuchar the gift of music, me imagine un album epico, la guerra entre el bien y el mal, el talento contra la maquina, pero me encontre con una balada eterna de dos horas. Destaco el trabajo de James Labrie, impecable. Saludos!

    Me gusta

  2. Me gusto la reseña. cuando uno es fan de una banda tiene que escuchar lo que ellos hacen, y si es un nuevo dream, es por que mike p así lo decidió y los demás aman tanto la banda que no podian estar alejados de ella por tanto tiempo. y en cuanto al cd muy baladesco pero es un gran trabajo echo por grandes musicos. Aguante Dream y todo lo que ellos saquen.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s